Turquía bombardea el norte de Siria y la región kurda de Shengal + Video

El Estado turco bombardeó hoy objetivos de las milicias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG/YPJ) en Siria y la región de Shengal, en Kurdistán iraquí (norte del país), informó el Estado Mayor de Turquía.

En un comunicado, las Fuerzas Armadas de Turquía explicaron que los objetivos fueron la región de los montes de Karachok (norte de Siria) y de los montes de Shengal.

Turquía justificó estos ataques en otros países argumentando que las zonas eran “auténticos nidos de terroristas”.

Desde hace varios meses, el Estado turco redobló sus ataques contra las zonas de mayoría kurda en Siria e Iraq.

A su vez, Turquía viola nuevamente las leyes internacionales al llevar a cabo incursiones militares más allá de sus fronteras, sin tener la autorización de Naciones Unidas o de los gobiernos centrales de las naciones atacadas.

Ante los bombardeos, las YPG emitieron un comunicado en que denunciaron los ataques, a los que calificaron “traicioneros”. Al mismo tiempo, señalaron que los bombardeos produjeron “la muerte e hiriendo a un número de nuestros compañeros”.

Desde las YPG expresaron que los cobardes ataques “no van a desalentar a nuestra determinación y nuestra libre voluntad para luchar y enfrentar el terrorismo” impulsado por Turquía.

Por su parte, Salih Muslim, co-presidente del Partido de la Unión Democrática (PYD), principal organización kurda del norte de Siria, manifestó que Turquía venía acumulando fuerzas militares en la frontera con Siria, lo que sabían era un preparativo para los ataques.

“Turquía ya estaba llevando a cabo bombardeos y realizaba actividades de reconocimiento a lo largo de la frontera. Era evidente que este ataque vendría, y que se esperaba”, advirtió el dirigente.

Muslim afirmó que Turquía no puede “intimidar” al pueblo de Kurdistán con estos bombardeos y que la gente que habita la región seguirá “resistiendo”. El co-presidente del PYD agregó que “nadie debería aprobar estos ataques”.

En tanto, Aldar Xelîl, miembro del Consejo Ejecutivo del Movimiento por una Sociedad Democrática (TEV-DEM), expresó que los ataques de Turquía tienen como objetivo romper la voluntad de los pueblos y “sofocar el sistema democrático” que se construye en el norte de Siria.

Xelîl recordó que “desde el comienzo de la Revolución en el Kurdistán sirio, Erdogan y los funcionarios estatales turcos han dicho que nunca van a aceptar la creación de un sistema democrático dirigido por los kurdos en la frontera”.

A su vez, denunció que el Estado turco utilizó al Frente Al Nusra y al Estado Islámico (ISIS) para derrotar a las milicias kurdas. “Ahora que ven ISIS está atrapado en Raqqa y perdiendo en Mosul, y que el fin de ISIS está cerca, (Turquía) aumentó sus ataques para salvarlos”.

Xelîl demandó que frente a los bombardeos, “las potencias internacionales deben aclarar su postura”. “¿Quieren luchar contra ISIS junto a nosotros o quieren actuar en conjunto con el Estado turco que lleva a cabo estos ataques?”, se preguntó el dirigente.

Desde las Unidades de Protección de Shengal (YBS), el comandante Mazlum Şengali informó que por los ataques turcos “un civil murió y un luchador quedó herido”.

Şengali detalló que el ataque también estuvo dirigido a un se despliegan peshmergas (ejército del Kurdistán iraquí dirigido por Masoud Barzani) y que cinco uniformados perdieron la vida y otros nueve fueron heridos.

El comandante de las YBS denunció que Turquía además bombardeó asentamientos civiles.

También se conoció que la actividad aérea turca se intensificó en las montañas de Qandil, en el Kurdistán iraquí y donde se encuentran las bases del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

FUENTE: ANF/Traducción y edición: Kurdistán América Latina