“Revolución es compartir la comida y cuidarnos mutuamente” + Video

En las áreas liberadas de Rojava cada cosecha es un acto revolucionario. Nuestros enemigos pretenden destruir la revolución a través del embargo, los incendios provocados y la violencia. Las tierras colectivizadas, que ya cosechamos, se encuentran a la sombra de una frontera imperialista militarizada, que separa al pueblo kurdo.

Pero continuamos, porque este trabajo es una de las tareas básicas de nuestra lucha: la creación de pan y de rosas.

La revolución no es grandes actos de violencia y destrucción. Revolución son comunidades que se unen para trabajar la tierra. La revolución es tierra entre los dedos que nadie puede quitarnos. Revolución es compartir la comida y cuidarnos mutuamente. Nuestra promesa a los mártires no es de sangre y fuego: es que algún día, los niños de esta tierra podrán volver a ser agricultores en lugar de soldados.

FUENTE: Internationalist Commune / Traducción y edición: Kurdistán América Latina