Revivir la cultura kurda y el folklore en Kobane + Video

La guerra en Siria ha tenido un impacto en prácticamente todas las regiones y comunidades del país, cambiando a muchas de ellas de formas inimaginables desde 2011. Entre estos lugares se encuentra Kobane, en el norte de Siria.

Ubicada a lo largo de la frontera turca, la ciudad con una mayoría kurda fue una de las primeras áreas en estar bajo el control de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) después de la retirada de las fuerzas del gobierno sirio, y ha estado bajo el control de ese grupo desde 2012 . La comunidad kurda ha intentado desde entonces expresar su cultura e idioma, que habían sido reprimidos bajo el Partido Nacionalista Árabe Baath durante décadas.

Entre tales activistas culturales está Saliha Hamou, también conocida como Oum Rinas, una pobladora de Kobane, de 50 años, que ha vivido los muchos cambios que experimentó su ciudad. Habiendo visto la destrucción que los terroristas de ISIS forjaron en su ciudad durante el brutal asedio militante en 2014, y los esfuerzos de reconstrucción posteriores, Oum Rinas buscó hacer sus propias contribuciones para revivir la cultura y el patrimonio de Kobane.

Su principal experiencia son los textiles tradicionales y ha estado trabajando incansablemente para hacer prendas de lana en estilos tradicionales. También ha comprado alfombras hechas en estilo tradicional kurdo y, cuando fue necesario, las arregló. Ella exhibe con orgullo estas piezas en su casa, además de cooperar con varios museos y organizaciones culturales que comparten sus objetivos. Oum Rinas espera que sus esfuerzos sean fundamentales para proteger y revivir la cultura de Kobane, y su objetivo es ayudar a abrir un museo de folklore en la ciudad.

Ella no está sola en sus esfuerzos. Debido a su lucha contra ISIS, Kobane se ha convertido en un símbolo importante de la resistencia, identidad y cultura kurdas. La ciudad vio el establecimiento de numerosas escuelas e instituciones destinadas al renacimiento cultural kurdo, así como actividades educativas generales que fueron descuidadas bajo el régimen del partido Baath y suprimidas bajo el control de ISIS. De hecho, el sistema educativo también ha cambiado para no solo dar a la población kurda de la región más espacio para la expresión, sino también para promover la convivencia y el pluralismo. Para muchos kurdos de Siria, no hay regreso del camino que tomaron como tampoco una vuelta a los días anteriores a 2011.

FUENTE: Al Shahid / Traducción y edición: Kurdistán América Latina