Lanzan una opera musical en homenaje a Abdullah Öcalan

El compositor Nathan Felix -originario de San Antonio, Texas, Estados Unidos- estrena una nueva ópera de cámara inspirada en el líder político kurdo, Abdullah Öcalan. La ópera, cantada en kurdo, presenta a la sopranista Katrina Saporsantos y a los cantantes del Inversion Ensemble, Trevor Shaw y Robbie LaBanca.

El álbum, titulado “Öcalan”, fue lanzado y está disponible para ser transmitido y descargado en todo el mundo en todas las plataformas digitales desde el jueves 15 de octubre 2020.

Inspirado en el movimiento “Libertad para Öcalan”, la ópera “Öcalan” es una expresión de admiración por el espíritu de los kurdos, inspirado en su resistencia y en su creencia en la alegría de vivir. El notable despertar de la conciencia y el activismo político del pueblo kurdo en los últimos años ha sido engendrado por el notable liderazgo y los escritos de Abdullah Öcalan, quien, a pesar de soportar décadas de encarcelamiento alejado por completo del mundo, su pueblo y negado todo contacto humano, sigue comunicándose a través de sus palabras y como ejemplo vivo de la fuerza esencial del espíritu kurdo.

Félix colaboró con el refugiado kurdo y poeta Jihad Hami en la creación del libreto, para el que Hami proporcionó la traducción.


Cuando al compositor de San Antonio, Nathan Félix, se le encargó escribir música basada en la actual lucha kurda por la independencia, no tenía ni idea de que llegaría tan lejos. La noticia de su ópera de cámara, de 20 minutos, se ha extendido por todo el mundo.

“Me han contactado un montón de activistas que están a la vanguardia de esta lucha”, explicó Félix recientemente. “Hay una parte de ellos que piensa que hay cuestiones que el lado occidental del mundo, y en particular los Estados Unidos, de donde soy, hemos olvidado o que no nos importan, o simplemente desconocemos. Piensan que (esta ópera) es otra piedra angular para ellos, que a través del arte, puede llegar a más oídos y más ojos”.

Esta ópera de cámara se titula “Öcalan”, en honor de Abdullah Öcalan, uno de los miembros fundadores del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK). La pieza central de la obra es un encuentro imaginario entre él y Asia Antar, una joven que se unió a las Unidades de Protección de la Mujer (YPJ) de las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS). Antar fue asesinada en 2016 durante un atentado en la ciudad de Manbij; muchos la consideran una mártir de la causa.

“Siento que su muerte me ha motivado mucho, y que ha atraído mucha atención y noticias sobre el tema, sobre los kurdos y su lucha”, explicó Félix. “Quería destacar ese momento para que la gente pudiera utilizarlo como punto de partida”, agregó.

En la ópera, Öcalan se encuentra con Antar mientras ella yace herida en un campo abierto. Ella canta: “Hêvî (Esperanza)”. Öcalan responde con una canción: “Hêvî, ber-xwe-da-nî (Esperanza, resistencia). Bir-yar-da-rî (Determinación)”.

Los personajes de la ópera de Félix no narran exactamente el drama, como en las obras tradicionales en el escenario. En un movimiento que recuerda al “Satyagraha” de Philip Glass, otra gran obra sobre la lucha y agitación social y política, los cantantes declaran ideas o describen conceptos.

Finalmente, hay una esperanzadora figura de piano que concluye la obra. “Eso lo deja un poco abierto”, dijo Felix. “Como si aún estuvieran en este viaje. Quería finalizarla con ese sentimiento”, apuntó.

“Öcalan” habría sido una experiencia interactiva. “Íbamos a usar auriculares y un transmisor, y algo que fuera muy tecnológico”, explicó Felix. Los asistentes habrían caminado a través de escenas de la obra, en lugar de estar sentados en un auditorio.

Originalmente, se pretendía estrenar la ópera de Félix en el Festival de Música South By Southwest de Austin (Texas). Aunque la representación pública fue cancelada, un ingeniero de audio con el que trabajaba sugirió grabar el material. Después de todo, el equipo completo estaba listo, así que ¿por qué no capturar el momento?

Desde el día 15 de octubre, “Öcalan” está disponible para transmitirse y descargarse en las principales plataformas de audio. Félix indicó que tampoco descarta una experiencia semi-presencial en el futuro, tal vez en un museo.

“Quiero hacer esto tan pronto como sea seguro, porque a través de esta especie de inmersión en un sonido envolvente, puedo fácilmente distanciar a los artistas y mantener la representación en línea con el protocolo”, expresó.

Félix declaró que antes de escribir “Öcalan” no sabía mucho sobre el pueblo kurdo o su lucha por la independencia. “Experimenté un gran anhelo”, dijo Felix, que ha plasmado en la música.

Recibir atención de Europa y Siria también ha sido una nueva experiencia: “Me siento muy agradecido por este honor… y ha sido maravilloso hacer estas nuevas relaciones”.

FUENTE: Brodway World / Texac Public Radio / Traducción: Rojava Azadi Madrid