“La revolución de Rojava se ha extendido a todos los continentes”

El lunes, alrededor de 1000 personas en Lausana se embarcaron en una larga marcha hacia Ginebra para pedir a las Naciones Unidas que actúen en favor del cantón kurdo de Afrin, en el norte de Afrin. Uno de los participantes en la marcha es el Doctor argentino Daniel Maraz.

La alianza de solidaridad en toda Europa por Afrin, en la que 82 organizaciones e instituciones se han unido, comenzó el lunes una larga marcha hacia la sede de la ONU en Ginebra. Alrededor de 1000 personas de 37 países diferentes participan en la movilización. Entre ellos hay 200 internacionalistas de 17 países que participan en la larga marcha que también reclama la libertad de Abdullah Öcalan. Esta movilización ya había comenzado el 8 de febrero. Ahora ambas marchas se han unido y fortalecido su camino a Ginebra.

El Doctor Daniel Maraz, de Argentina, se unió a la larga marcha por segunda vez este año. Él dice que apoya la lucha de liberación kurda y, al mismo tiempo, quiere cuidar de la salud de los activistas, ya que es médico. ANF ​​habló con Maraz sobre la revolución en Rojava y el paradigma de Abdullah Öcalan del Confederalismo Democrático.

-¿Desde cuándo conoces a los kurdos?

-Eso fue hace diez años. En ese momento conocí a un kurdo que vivía allí. Este amigo me contó mucho sobre los kurdos y su lucha por la libertad. Eso despertó mi interés. En los años siguientes, cuando me encontré con el paradigma de Confederalismo Democrático de Abdullah Öcalan, me sentí muy complacido. La búsqueda de una sociedad moral y política, el socialismo democrático, el concepto de construcción social, las ciencia de la mujer (Jineologî), que se basan en la libertad de las mujeres y la revolución de las mujeres, me impresionaron profundamente. En particular, el éxito en la lucha contra el imperialismo y el capitalismo en el Medio Oriente es notable. El hecho de que el movimiento kurdo por la libertad haya resistido durante muchos años y forme un nuevo sistema basado en estos elementos fundamentales es un gran paso adelante.

-¿Cómo se considera la revolución en Rojava en América Latina?

-La revolución de Rojava está en el centro de nuestra atención. La resistencia que ha sido y está siendo montada allí también se siente en nuestro continente. Para el pueblo kurdo, la revolución en Rojava es un gran logro y para nosotros es un punto de referencia muy importante. En América Latina, así como en muchas otras partes del mundo, es así. El hecho de que hoy los revolucionarios internacionalistas de todo el mundo se hayan unido por Rojava es un ejemplo de esto. La revolución creada por las ideas y obras de Öcalan ha abierto una gran perspectiva. Con sus ataques, el estado turco ahora apunta a destruirlos. La modernidad capitalista, cuyo origen se puede encontrar en el estado nación, no ha encontrado salida a sus problemas durante 200 años. La solución es bastante simple: confederalismo democrático. Para Kurdistán, Medio Oriente y América Latina, esto representa una alternativa.

-¿Qué presenta el sistema del Estado nacional para los pueblos?

-Decenas de grupos étnicos, minorías religiosas y diferencias culturales lamentablemente se están sacrificando a las políticas de la nación. La gente pierde su historia, su identidad, sus costumbres y su cultura. El proyecto revolucionario en Rojava, por otro lado, revive todo eso. La gente vuelve a las raíces de su propio idioma y cultura. Por lo tanto, este proyecto también será aplicable a los pueblos indígenas de América Latina.

-Afrin está siendo atacado por el Estado turco. ¿Qué crees que el gobierno turco está buscando con estos ataques?

-El terrorista Estado turco bajo el liderazgo de Erdogan, con las pandillas yihadistas a su lado, apunta a todo el pueblo kurdo con sus ataques contra Rojava y Afrin. El Estado turco está en pánico. Pero no solo el estado turco ha entrado en pánico, sino también todos los demás estados capitalistas e imperialistas, porque consideran que el modelo de confederalismo democrático es peligroso para ellos. Su silencio y su apoyo a Turquía deben verse en este contexto. En Afrin, dos mundos colisionan. Por un lado, está el sistema del estado nación con todas sus fuerzas imperialistas y capitalistas, y por otro lado, es un nuevo proyecto de confederalismo democrático basado en una sociedad libre, igualitaria y políticamente moral.

-También participó en la marcha el año pasado. ¿Puedes ver alguna diferencia este año?

-Ha habido una participación más fuerte y más amplia este año en comparación con el año pasado. Los participantes son de muchos países diferentes. Esto muestra cuán lejos se ha extendido la idea del Confederalismo Democrático. Los kurdos ahora tienen más amigos, especialmente en América Latina. Me gustaría enfatizar que estoy listo para hacer lo que se espera de mí.

No hay información sobre la situación de Abdullah Öcalan. Sin embargo, las instituciones como el CPT mantienen un silencio persistente.

Condeno el confinamiento solitario en el que se encuentra Öcalan. Especialmente para la paz, es necesario mantener conversaciones con Öcalan lo antes posible. Los internacionalistas compartimos la preocupación por Öcalan y también estamos aquí por esa razón. El aislamiento de Öcalan viola el derecho internacional. Las asociaciones e instituciones de derechos humanos deben intervenir.

FUENTE: ANF