La diversidad es el color de la revolución: cantos en Soranî en Deir ez-Zor + Video

Şaho, un luchador de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG) de Kermanshah, canta en Soranî durante una pausa de la noche en la intensa batalla en Deir ez-Zor. Él cree en la grandeza de la revolución y Kermanshah aumenta su esperanza.

La Operación Tormenta de Cizire continúa en el invierno luego de las duras condiciones del verano y el desierto. Uno de los que luchan en estas condiciones es Şaho, de Kermanshah, que ubicada entre las provincias más importantes del actual levantamiento popular en Irán. Şaho de las YPG canta en Soranî junto al fuego, llamando la atención de los luchadores, mientras su mente está con el pueblo iraní.

Los combatientes pasan la mayor parte del día en el avance y los enfrentamientos, y se reúnen alrededor de los fuegos que construyen por las noches mientras descansan. Hacen té y a veces cocinan. El fuego acompaña sus mejores conversaciones. En una noche así escuchamos a un luchador cantando en Soranî, entre un grupo reunidos alrededor del fuego. Nos hemos estado quedando aquí por meses, todas las noches: escuchamos el canto de los combatientes en árabe y en dialecto kurdo. Escuchar una voz en Soranî atrae nuestra atención de inmediato, tomamos nuestras cámaras y nos acercamos al grupo. Filmamos en voz baja mientras él canta. Todos los luchadores a su alrededor están escuchando atentamente.

El luchador se da cuenta de nosotros después de que la canción termina y pregunta riéndose: “¿Cuándo vinieron aquí? ¿Los periodistas siempre esperan la emboscada?”. Decimos que el Soranî llamó nuestra atención. Y el luchador de las YPG responde: “¿Por qué te sorprendió? Hay una lucha por la humanidad y una lucha por la libertad en estas tierras. Por supuesto, escucharás canciones de todos los idiomas, dialectos y voces. ¿No es eso lo que le da sentido a esta lucha? La diversidad es el color de la revolución. Eso es lo que lo hace glorioso, la voz es solo una parte de los bellos colores de esta revolución”.

Nos sentamos con ellos junto al fuego hasta altas horas de la noche. Şaho vino después de que ISIS atacar Kobanê. En estos días, Kermanshah, Rojhilat e Irán ocupan parte de su mente. Lo que escuchó lo entusiasmó, pero dice que no volverá por el momento. Él cree en la integridad de la revolución y cree que su trabajo aquí aún no está hecho.

Cuando nos despertamos, Şaho y su grupo se han ido. Preguntamos a qué frente fueron y nos dicen que no están estacionarios, sino que siempre están en movimiento. Eso difumina la programación de la entrevista que planeamos la noche anterior.

FUENTE: HÎVDA HEBÛN / ANF/ Edición: Kurdistán América Latina