KCK (Unión de Comunidades de Kurdistán) condena los ataques contra civiles

La Co-Presidencia del Consejo Ejecutivo emitió una declaración escrita sobre la explosión que se produjo en las cercanías del Gobierno de Beyoğlu donde la policía antidisturbios se mantiene estacionada enfrente a la casa del Gobierno en Istanbul desde hoy temprano. Citando medios turcos y las declaraciones de los funcionarios, KCK señaló que un agresor y otras cuatro personas murieron durante el ataque, y que la identidad y filiación del agresor siguen siendo desconocidas. El KCK destacó que está totalmente en desacuerdo con los ataques contra civiles y condena todos los ataques que son realizados de esta manera. La Co-Presidencia también ofreció sus condolencias y buenos deseos a las familias de los civiles masacrados en Estambul.

La Unión Comunidades del Kurdistán declaró que ha insistido en la proposición de una solución política democrática de la cuestión kurda desde que su lucha armada de guerrilla comenzó en 1984, y señaló que el gobierno AKP ha saboteado la solución democrática a la cuestión kurda tratando de aplastar el movimiento de liberación kurdo. El KCK ha recordado que la resistencia de la autoadministración del pueblo kurdo surgió como una respuesta a la sucia guerra que está en curso en Kurdistán y frente a la negativa del AKP para resolver el problema a través de la política democrática. La Co-Presidencia destacó que las decisiones del presidente turco Tayyip Erdogan de rechazar la declaración de paz hecha por las autoridades estatales y HDP, en el 28 de febrero de 2015, y llamada del líder popular kurdo Abdullah Öcalan hacia una solución pacífica; y de haber aislado a Öcalan, quien ha sido considerado el actor político más importante para la resolución de la cuestión kurda, desde el 5 de abril de 2015. La declaración también recordó la invalidación de las elecciones del 7 de junio por el AKP y el inicio de una guerra total contra el pueblo kurdo el 24 de julio, que se ha cobrado la vida de cientos de personas, entre soldados, policías y guerrilleros del PKK.

En su declaración, KCK destacó que no prefieren la guerra a la paz, y describió la matanza de civiles como un crimen que el KCK rechaza firmemente. La Co-Presidencia ha recordado sobre su dedicación en el cumplimiento de la Convención de Ginebra sobre la guerra y declaró que los guerrilleros de la lucha de liberación kurdo continuarán a actuar dentro de los límites de esta convención. El KCK dijo que a diferencia del estado turco, que sigue cometiendo graves crímenes de guerra, sería prestar la máxima atención a fin de evitar daños a la población civil durante la guerra en curso.

Debemos oponernos a las matanzas de civiles, no importa quienes sean los responsables por perpetrar esos ataques. El KCK llama a todos a rechazar tales matanzas de civiles sin importar quién los perpetre, y condenar a los políticos turcos y medios de comunicación por su enfoque selectivo que ignora el genocidio de cientos de civiles, entre ellos, niños, mujeres y ancianos, muertos por las fuerzas turcas. La Co-Presidencia destaca  el silencio sobre la masacre de cientos de civiles por la inmoralidad política de las fuerzas turcas, y pidió a que todos pónganse de pie en contra de todas las matanzas de civiles. KCK también señaló que el asesinato de civiles no debe ser considerado algo normal, e invitó a que las potencias internacionales dejen de tener doble discurso cuando el tema sea la matanza de civiles sin importar quien los perpetra.

La Co-Presidencia ha recordado que Newroz es celebrado actualmente en Kurdistán y en todo Oriente Medio representando la resistencia del pueblo contra la crueldad. KCK hace un llamamiento a los poderes políticos de Turquía para que puedan dar un paso firme hacia la solución de la cuestión kurda y hacia la democratización de Turquía, anunciando el comienzo de un alto el fuego que ponga fin al aislamiento del líder kurdo Abdullah Öcalan permitiendo  que la negociación política solucione el problema. Por último, KCK declaró que la solución democrática de la cuestión con el espíritu de Newroz traerá consigo a la gente  una vida libre y democrática en Turquía y Oriente Medio.

Fuente: Agencia de noticias Firat