Clanes del norte de Siria denuncian la injerencia de Turquía

Representantes y ancianos de los clanes en el cantón de Qamishlo, del norte de Siria, rechazaron la participación del Estado turco en una posible zona de amortiguamiento. Según los representantes, si Turquía es parte de esta decisión se producirían catástrofes y masacres contra todos los pueblos de la región.

Los ancianos del área de Derik hablaron con la agencia de noticia ANHA sobre esta problemática y propusieron una zona de amortiguamiento debe estar bajo la supervisión internacional.

Jadi Added, supervisor general en el cantón de Qamishlo, declaró que un “país ocupante no puede participar en la zona de amortiguamiento”, en referencia a la presencia turca en Afrin.

Added explicó que “como clanes de ancianos, durante nuestras reuniones con los representantes de la Coalición Internacional, rechazamos por completo todas las propuestas sobre la participación de Turquía en esta área, porque está ocupando el país y no puede ser parte de la zona de amortiguamiento”.

El anciano aseveró que una zona de amortiguamiento bajo supervisión turca traerá destrucción y guerras a los pueblos de la región.

Por su parte, el integrante del Consejo de Clanes en el cantón de Qamishlo, Saeed Abed Al Ghani, afirmó que los pueblos de la región no confían en Turquía, porque es responsable de la destrucción y el desplazamiento forzado de miles de pobladores.

“La historia de la ocupación turca es rica en crímenes, ocupaciones y saqueos, además de que impulsa el cambio demográfico en las zonas que ocupa”, denunció Al Ghani.

El miembro del Consejo de Clanes manifestó que “todas las personas se dieron cuenta de la brutalidad y el peligro de la ocupación turca, que practica crímenes más inhumanos contra la gente de Afrin”.

Ghani reiteró que “la participación de la ocupación turca en el establecimiento de la zona de amortiguación traerá destrucción y masacres a todos los componentes de la región”.

FUENTE: Essam Abedullah / Traducción y edición: Kurdistán América Latina